"Volver al nosotros" Meditación 6 - P. Juan Jaime

«Nadie es una isla, completo en sí mismo.
Cada hombre es un pedazo del continente, una parte de la tierra.
Si el mar se lleva una porción de tierra,
toda Europa queda disminuida como si fuera un promontorio,
o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia.
La muerte de cualquier hombre me disminuye,
porque estoy ligado a la humanidad.
Por consiguiente,
nunca preguntes por quién doblan las campanas,
pues doblan por ti.»

(John Donne)

Cuando era niño se enseñaba en las escuelas algo que para la mente concreta de un pequeño era difícil de entender: que la familia era la base de la sociedad. La sociedad es un concepto abstracto, formal, y la idea de que tuviera una base, era aún más abstracta. Sin embargo, de alguna manera el niño que uno era, terminaba entendiendo que lo más importante de nuestro mundo no era cada uno en su soledad, sino todos juntos haciendo grupo, haciendo parte de algo que nos afecta a todos. Era el comienzo de un descubrimiento crucial: el hecho de que lo importante no es el YO, sino el NOSOTROS.