Unidad Educativa Calasanz Loja

Los antecedentes de la Unidad Educativa Calasanz de Loja se remontan al período comprendido entre los años 1980 y 1999. Entre 1980 y 1995, se crea el Colegio Particular de ciclo básico de “El Valle”, que con el paso de los años terminaría convirtiéndose en el Instituto Pedagógico, centro formativo de maestros de primaria; alrededor de esta obra surgieron el Colegio nocturno “Jaime Roldós Aguilera”, el Colegio “Santiago Fernández García” y la Escuela de Aplicación con su Jardín de Infantes.

En 1996, la Diócesis de Loja encomienda la administración de estas instituciones educativas a la comunidad escolapia. El grupo de escolapios que iniciaron este proceso formativo con el sello de Piedad y Letras estaba integrado por los Padres Ángel Campelo, Antonio Gómez, Valentín Cadarso y Gabino Vinuesa. En el año 2000 mediante acuerdo ministerial se crea la Unidad Educativa Calasanz, con carácter Fiscomisional.

Las mejoras sustanciales en la infraestructura física, la optimización de los procesos formativos, la rigurosidad y excelencia en la gestión académica, la Certificación de Calidad ISO 9001-2000 y el otorgamiento de la Medalla al Mérito en Gestión Educativa por parte del Ministerio de Educación de Ecuador le han permitido a la Unidad Educativa Calasanz de Loja posicionarse como uno de los mejores centros educativos de la ciudad.

Asumiendo los retos de mantener la formación humana y cristiana al estilo Calasanz e implementar el Programa del Bachillerato Internacional, con un equipo de 125 educadores para atender a 2150 estudiantes, la historia continúa… y Calasanz sonríe.

Visítanos en: http://www.calasanzloja.edu.ec

Galería